Etiquetas

, ,

DIOS, ¿EXISTES? (Col 3,16 – Jn 17,3)

Dios, Dios, ¿Estás en mi alma?
¿Cómo sientes, cómo hablas, dónde miente tu palabra,
Si lo que a todos nos pides vemos que no se alcanza?

Si es verdad, ¿por qué consientes rezarla y no practicarla,
Si al hacerlo de esta forma, no la gozamos, nos mata?
¿Son tus palabras vacías, están llenas, colmadas?
Y si es cierto que están vivas, ¿cómo, su vida, gozarla?

¿Qué no hemos entendido, qué es lo que se nos escapa?
Si en verdad quiero seguirte, ¿por qué, por qué no me hablas?

Dios, ¿existes? ¿Estás en mi alma?
Dios, ¿existes? ¿Estás en mi alma?

Brotes de Olivo

Anuncios